Comidas más típicas de Cuenca (y sus recetas)

Comidas más típicas de Cuenca (y sus recetas)

Sin lugar a dudas, una de las ciudades más bonitas que podemos visitar en España es Cuenta. Se puede decir que es una ciudad con mucho encanto que hace que el turista siempre se vaya feliz de su estancia en la ciudad. 

Pero Cuenca no solo es bonita, sino que también es muy rica. Es una ciudad que cuenta con una gran gastronomía, lo que significa que si te gusta comer, vas a disfrutar y mucho en esta ciudad. Como vemos en https://gastronomosfera.com/comida-tipica-de-cuenca/, actualmente hay muchos platos que podemos disfrutar. Nosotros te vamos a mostrar algunos de los más conocidos para que puedas abrir boca. Pero lo que está claro es que en Cuenca vas a poder comer realmente bien, es decir, vas a difrutarlo al máximo. 

1- Migas con huevo 

Se puede definir como uno de los platos más conocidos de Cuenca. Si tienes la oportunidad, pruébalo, no te va a decepcionar. Puede parecer sencillo, pero desde ahora mismo te puedo asegurar que te enamorará. Es de esos platos que se quedan grabados en la memoria. 

Ingredientes: 

  • 4 huevos 
  • 1 barra de pan muy seco 
  • 8 dientes de ajo 
  • 1 pimiento verde 
  • 1 pimiento rojo 
  • 200 gramos de papada de cerdo 
  • Agua 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal 
  • Pimentón 
  • Perejil 

Preparación: 

Para preparar unas deliciosas migas con huevo, aquí tienes un resumen de los pasos a seguir. En la primera etapa, asegúrate de usar una barra de pan seco, córtala en trozos pequeños y humedécela ligeramente con agua. 

En la siguiente fase, realiza un sofrito con aceite de oliva, ajo picado, pimientos verdes y rojos. Posteriormente, añade la papada de cerdo cortada en trozos y cocina hasta que se dore. Luego, incorpora los trozos de pan humedecidos a la sartén, mezcla bien con los demás ingredientes y sazona con sal, pimentón y perejil al gusto. 

En la última etapa, haz espacio en la sartén para los huevos, casca cada huevo en un pequeño hueco en las migas y cocina los huevos a tu preferencia, ya sea revueltos o fritos. Una vez cocidos, sirve las migas con huevo caliente y, opcionalmente, decora con un toque adicional de perejil. 

2- Morteruelo 

Otro de los platos que te recomiendo comer al menos una vez durante tu visita a Cuenca. No solo es rico, también muy fácil de degustar. Y si te gusta, te dejamos la receta para que lo puedas hacer en tu propia casa. 

Ingredientes: 

  • Medio conejo  
  • Perdiz  
  • 250 g de lomo de cerdo 
  • 250 g de panceta de cerdo 
  • 250 g de hígado de cerdo 
  • 1/4 gallina 
  • 2 cucharadas de manteca de cerdo ibérico 
  • 250 g de pan tostado y rallado 
  • 1 cucharadita de pimentón dulce 
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida 
  • 1 cucharadita de alcaravea 
  • 1 cucharadita de comino 
  • 1/2 cucharadita de canela molida 
  • Sal al gusto 

Preparación: 

Para la elaboración del morteruelo, primero, corta finamente 250 g de lomo de cerdo, 250 g de panceta de cerdo, 250 g de hígado de cerdo y 1/4 de gallina. En una sartén grande, derrite 2 cucharadas de manteca de cerdo ibérico y cocina las carnes hasta que estén doradas.  

Luego, agrega 250 g de pan tostado y rallado, incorpora especias como 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 cucharadita de pimienta negra, alcaravea, comino y canela al gusto, y cocina a fuego lento hasta obtener una mezcla homogénea. Deja enfriar y sirve este sabroso morteruelo con pan tostado o según tu preferencia. 

3- Zarajos 

Otra de las recetas más conocidas de Cuenca que te permitirá disfrutar del sabor de la tierra y disfrutar de una gran experiencia. Los ingredientes son básicos, pero muy ricos 

Ingredientes: 

  • 4 madejas 
  • Sal 
  • Agua 
  • Aceite de oliva 
  • Perejil 
  • Diente de ajo 

Preparación: 

Comienza limpiando y lavando cuidadosamente 4 madejas, eliminando impurezas y exceso de grasa. Espolvorea sal al gusto, hidrátalas en agua, y luego cocina en aceite de oliva hasta que estén doradas y crujientes.  

Finaliza espolvoreando una mezcla de perejil y ajo picados sobre las madejas antes de servir. 

4- Mojete 

Al ser otro de los platos más conocidos de Cuenca, seguro que lo vas a poder encontrar con facilidad en los principales restaurantes de la ciudad. Pero si quieres disfrutarlo en casa, te mostramos cómo hacerlo y sus ingredientes. 

Ingredientes: 

  • 3 huevos 
  • Medio kilo de tomate pera pelado 
  • Dos latas de atún  
  • Aceitunas negras 
  • Cebolleta 
  • 50ml de agua 
  • Sal 

Preparación: 

Comenzamos con la limpieza y lavado de los mismos, seguido de su cocción a la brasa o en una parrilla hasta alcanzar un dorado y una cocción adecuada. 

La elaboración de la salsa implica el picado fino de la cebolleta, seguido de su salteado en aceite hasta que adquiera transparencia. Posteriormente, se añade el tomate pelado y cortado en trozos pequeños, cocinándolo hasta obtener una salsa consistente. Luego, se mezcla el atún y las aceitunas negras, añadiendo agua para ajustar la consistencia y cocinando a fuego lento antes de ajustar la sal al gusto. 

La fase de preparación de los huevos consiste en cocinarlos de acuerdo a las preferencias individuales, ya sea hervidos, fritos u otra variante. Finalmente, para el montaje, se colocan los zarajos en el plato, se vierte la salsa de tomate, atún y aceitunas sobre ellos, y se acompaña la presentación con los huevos cocidos. 

5- Gazpacho de pastor 

Otro de los platos más conocidos de la gastronomía de Cuenca, el cual se suele degustar en los meses de otoño e invierno. Como sucede con otros platos, hay diferentes variables. Nosotros te mostramos la receta que más nos gusta. 

Ingredientes: 

  • Medio kg de conejo 
  • 250g de pollo 
  • Cebolla 
  • 5 dientes de ajo 
  • 2 zanahorias 
  • 2 patatas  
  • 100g de uvas 
  • 200g de tortas cenceñas 
  • Aceite  
  • Agua 
  • Sal 

Preparación:  

Coloca el conejo y el pollo en una olla grande, cubriéndolos con agua y sazonándolos al gusto con sal. Se cocina a fuego medio hasta que las carnes estén tiernas y bien cocidas. 

Mientras las carnes se cocinan, se procede a cortar cebolla, ajos, zanahorias y patatas en trozos pequeños. Posteriormente, en una sartén con un poco de aceite, se sofríen la cebolla y los ajos hasta que adquieran un tono dorado. Luego, se añaden las zanahorias y las patatas, cocinándolas hasta que estén tiernas. 

Cuando las carnes están listas, se retiran del caldo y se desmenuzan en trozos pequeños. Estos se incorporan a la sartén junto con uvas y totas cenceñas, mezclándolos bien. Se vierte el caldo de cocción de las carnes en la sartén, ajustando la consistencia con más agua si es necesario, y se cocina a fuego lento durante 15-20 minutos para que los sabores se integren. Finalmente, se ajusta la sazón según el gusto y se sirve caliente. 

También te puede interesar